Saltar al contenido

El cuarto viaje de Col贸n

El 11 de mayo de 1502, Crist贸bal Col贸n emprendi贸 su cuarto y 煤ltimo viaje al Nuevo Mundo con una flota de cuatro barcos. Su misi贸n era explorar zonas inexploradas al oeste del Caribe con la esperanza de encontrar un pasaje a Oriente. Col贸n cre铆a que hab铆a un paso y que finalmente llegar铆a a las islas de la especier铆a.

Aunque Col贸n explor贸 partes del sur de Am茅rica Central, sus barcos se desintegraron durante el viaje, dejando a Col贸n y sus hombres varados durante casi un a帽o. Si bien el estaba esperanzado en conseguir sus objetivos en este viaje, sus majestades le hab铆an dejado claro que no pod铆a ir a la isla de la Espa帽ola, pues no se quer铆a echar a perder el trabajo de estabilizaci贸n que hab铆a hecho Ovando.

脥ndice

Antes del viaje

Han pasado muchas cosas desde el audaz viaje de descubrimiento de Col贸n en 1492. Tras aquel hist贸rico viaje, Col贸n fue enviado de nuevo al Nuevo Mundo para establecer una colonia. Aunque era un marino dotado, Col贸n era un p茅simo administrador, y la colonia que fund贸 en La Espa帽ola se volvi贸 en contra suya.

Tras su tercer viaje, Col贸n fue arrestado y enviado a Espa帽a encadenado. Aunque fue liberado r谩pidamente por los Reyes Cat贸licos, su reputaci贸n ya estaba por los suelos.

A sus 51 a帽os, Col贸n era considerado cada vez m谩s como un exc茅ntrico por los miembros de la corte real, tal vez debido a su creencia de que cuando Espa帽a uniera el mundo bajo la cristiandad (lo que lograr铆an r谩pidamente con el oro y las riquezas del Nuevo Mundo) el mundo se acabar铆a. Tambi茅n tend铆a a vestirse como un simple fraile descalzo, en lugar del hombre adinerado en el que se hab铆a convertido.

Imagen del almirante del cuarto viaje de Col贸n
Retrato de Crist贸bal Col贸n

Aun as铆, la corona accedi贸 a financiar un 煤ltimo viaje de descubrimiento. Con el apoyo real, Col贸n pronto encontr贸 cuatro naves aptas para navegar: la Capitana, la Gallega, la Vizca铆na y la Santiago de Palos. Sus hermanos, Diego y Bartolom茅, y su hijo Fernando se enrolaron como tripulantes, al igual que algunos veteranos de sus anteriores viajes.

Zarpa el cuarto viaje de Crist贸bal Col贸n

Col贸n comenz贸 el viaje con dos carabelas y dos naves menores posiblemente pataches en las que embarco en Conil con 140 hombres. Es curioso la alta proporci贸n de genoveses dentro de la tripulaci贸n. La flota parti贸 de C谩diz el 11 de mayo de 1502 y tras hacer escala en las Canarias se dirigi贸 a las islas del Caribe. Estando all铆 la nostalgia o el deseo de revancha le llev贸 a ir a la espa帽ola…

Tras visitar Santa Luc铆a o la Martinica, la dominica Santa Cruz y Puerto Rico llevado de las nostalgia o deseoso de intervenir en su vida interna quiso Col贸n acercarse a la espa帽ola pero bando se lo prohibi贸 de all铆 paso la flota Occidente y toc贸 en Honduras un 14 de agosto m谩s tarde sigui贸 recorriendo la costa continental y reconoci贸 se帽aladamente Portobello la punta de nombre de Dios el puerto de bastimento y la bah铆a de retrete desde donde la mariner铆a obligo a Col贸n a volver hacia Portobello y de all铆 dirigirse a Bel茅n cerca de Veragua. 

Ruta del cuarto viaje de Col贸n a las Am茅ricas.
Ruta de Col贸n en su cuarto viaje

La Espa帽ola y el Hurac谩n


Col贸n no fue bien recibido cuando regres贸 a la isla de La Espa帽ola. Aunque no fue bien recibido ni por Ovando, ni por muchos colonos que recordaban su cruel e ineficaz administraci贸n. Antes, hab铆a hecho escala en Martinica y Puerto Rico, llegando a La Espa帽ola con la esperanza de poder cambiar el Santiago de Palos por un barco m谩s r谩pido mientras estaba all铆.

Mientras esperaba una respuesta a su petici贸n, Col贸n se dio cuenta de que se acercaba una tormenta y envi贸 un mensaje al gobernador de turno, Nicol谩s de Ovando, para que considerara retrasar la flota que deb铆a partir hacia Espa帽a.

El gobernador Ovando, resentido por la intromisi贸n, oblig贸 a Col贸n a anclar sus barcos en una r铆a cercana. Ignorando el consejo del explorador, envi贸 la flota de 28 barcos a Espa帽a. Un tremendo hurac谩n hundi贸 24 de ellas: tres regresaron y s贸lo una (ir贸nicamente, la que conten铆a los efectos personales de Col贸n que hab铆a querido enviar a Espa帽a) lleg贸 sana y salva. Los propios barcos de Col贸n, muy maltrechos, permanecieron sin embargo a flote.

Nao naufragada de la flota de Ovando
Nao naufragada, Fuente arrecaballo.es

Al otro lado del Caribe

Tras el paso del hurac谩n, la peque帽a flota de Col贸n parti贸 en busca de un paso hacia el oeste, sin embargo, las tormentas no amainaron y el viaje se convirti贸 en un infierno. Los barcos, ya da帽ados por las fuerzas del hurac谩n, sufrieron un maltrato mucho mayor. Finalmente, Col贸n y sus naves llegaron a Centroam茅rica, anclando frente a la costa de Honduras en una isla que muchos creen que es Guanaja, donde hicieron las reparaciones que pudieron y se aprovisionaron.

Encuentros con los nativos

Mientras exploraba Centroam茅rica, Col贸n tuvo un encuentro que muchos consideran el primero con una de las principales civilizaciones del interior. La flota de Col贸n entr贸 en contacto con una embarcaci贸n comercial, una canoa muy larga y ancha llena de mercanc铆as y comerciantes que se cree que eran mayas del Yucat谩n.

Los comerciantes llevaban herramientas y armas de cobre, espadas de madera y s铆lex, tejidos y una bebida parecida a la cerveza, hecha con ma铆z fermentado. Col贸n, curiosamente, decidi贸 no investigar la interesante civilizaci贸n comercial y, en lugar de girar hacia el norte cuando lleg贸 a Centroam茅rica, se dirigi贸 hacia el sur.

De Centroam茅rica a Jamaica

Col贸n continu贸 explorando hacia el sur por las costas de las actuales Nicaragua, Costa Rica y Panam谩. Durante su estancia, Col贸n y su tripulaci贸n comerciaron con alimentos y oro siempre que les fue posible. Se encontraron con varias culturas nativas y observaron estructuras de piedra, as铆 como el cultivo de ma铆z en terrazas.

A principios de 1503, la estructura de los barcos empez贸 a fallar. Adem谩s de los da帽os causados por las tormentas, se descubri贸 que los barcos estaban infestados de broma (molusco que se com铆a los cascos de madera). Col贸n parti贸 a rega帽adientes hacia Santo Domingo en busca de ayuda, pero los barcos s贸lo llegaron hasta Santa Gloria (Bah铆a de Santa Ana), en Jamaica, antes de quedar incapacitados.

Un a帽o en Jamaica

Col贸n y sus hombres hicieron lo que pudieron, desarmando los barcos para hacer refugios y fortificaciones. Entablaron relaci贸n con los nativos locales, que les llevaban comida. El almirante pudo informar a Ovando de su situaci贸n, pero 茅ste no ten铆a ni los recursos ni la voluntad de ayudar. En esta situaci贸n, Col贸n y sus hombres languidecieron en Jamaica durante un a帽o, sobreviviendo a tormentas, amotinamientos y una paz inc贸moda con los nativos.

Nuestro genov茅s sac贸 provecho de sus conocimientos sobre cuando suceder铆a un eclipse de Luna para decir a los indios que era un castigo que el cielo les mandaba por no dar bastantes suministros a los espa帽oles. Los nativos aterrorizados cu谩ndo comenz贸 el eclipse y se apresuraron a reunir v铆veres y ofrecerlos a los espa帽oles. Tras esto, expresar铆an el agradecimiento a Col贸n por acceder a rezar a su Dios para restaurar el orden del universo.

En junio de 1504, dos barcos llegaron por fin para recuperar a Col贸n y su tripulaci贸n. Col贸n regres贸 a Espa帽a y se enter贸 de que su amada reina Isabel estaba muriendo. Sin su apoyo, nunca m谩s volver铆a al Nuevo Mundo.

De esta triste manera, tuvo el almirante que regresar a Espa帽a el 4 de noviembre de 1.504. En una carta a sus majestades escribir铆a:

芦Poco me han aprovechado 20 a帽os de servicio que yo he servido con tantos trabajos y peligros, que hoy d铆a no tengo en Castilla una teja, si quiero comer o dormir no tengo, salvo el mes贸n o taberna y la m谩s de las veces falta para pagar el escote.禄

Crist贸bal Col贸n

Importancia del cuarto viaje

El 煤ltimo viaje de Col贸n es notable sobre todo por los nuevos descubrimientos, principalmente a lo largo de la costa de Am茅rica Central. Tambi茅n es de inter茅s para los historiadores, que valoran las descripciones de las culturas nativas encontradas por la peque帽a flota de Col贸n, especialmente las secciones relativas a los comerciantes mayas.

Algunos de los tripulantes del cuarto viaje llegar铆an a hacer cosas m谩s importantes: El grumete Antonio de Alaminos acab贸 pilotando y explorando gran parte del Caribe occidental. El hijo de Col贸n, Fernando, escribi贸 una biograf铆a de su famoso padre.

驴Por qu茅 fracas贸 el cuarto viaje de Col贸n?

Sin embargo, en su mayor parte, el cuarto viaje fue un fracaso desde cualquier punto de vista. Muchos de los hombres de Col贸n murieron, sus barcos se perdieron y nunca se encontr贸 el paso hacia el oeste. Col贸n no volvi贸 a navegar y, cuando muri贸 en 1506, estaba convencido de haber encontrado Asia, aunque la mayor parte de Europa ya aceptaba que las Am茅ricas eran un 芦Nuevo Mundo禄 desconocido.

Crist贸bal Col贸n, hizo lo que pudo en unas situaciones muy dif铆ciles. La tensiones en este viaje fueron constantes y tuvo en su contra a los hermanos Francisco y Diego De Porras qui茅nes lideraron a los amotinados. 脡sto pon铆a a Col贸n en una dif铆cil tesitura, pues los Porras eran personajes con influencia en la corte.

Otro factor que lo conden贸 al fracaso fue la gran tormenta y el da帽o que le hizo a sus naves. Todo esto le hizo mella en su salud y estado de 谩nimo al ver que no pod铆a alcanzar aquello planeado. Para que nos hagamos una idea, Col贸n quer铆a incluso volver por el paso que encontrase dando la vuelta el mundo.

Dicho esto, el cuarto viaje demostr贸 las m煤ltiples habilidades de navegaci贸n de Col贸n, su fortaleza y su resistencia, los mismos atributos que le permitieron viajar a las Am茅ricas en primer su primer viaje.