No puedo creer que John Glenn haya sido astronauta, piloto y político. ¡Un verdadero hombre multitarea!