Saltar al contenido
Tras la última frontera

SPACE LAUNCH SYSTEM PASARELA A LA LUNA

SPACE LAUNCH SYSTEM DE LA NASA

El SLS (acrónimo de «Space Launch System» o «Sistema de lanzamiento espacial«), es un programa de la NASA que inició con la idea principal de ser el sustituto al STS (programa de transbordadores espaciales americano), con la idea principal de crear un cohete lanzadera que pudiera suplir al transbordador, y en un futuro próximo ser capaz de lanzar una nave tripulada a la Luna, y más tarde a Marte.

Este programa es el sucesor del programa cancelado durante la administración Obama y creado con George W. Bush, Proyecto Constelación, el cual consistía en una serie de cohetes lanzadera, tipo Ares, cuyo presupuesto fue cancelado durante la crisis económica en 2010.

SLS SUSTIRUIRÁ AL STS

El transbordador espacial o lanzadera espacial (en inglés Space Shuttle) de la NASA, llamado oficialmente Space Transportation System (STS), traducido «Sistema de Transporte Espacial», fue el único vehículo espacial utilizado para el transporte de astronautas por parte de los EE.UU entre 1981 y 2011.

Transbordador despegando hacia el espacio

El primer transbordador, Enterprise, no tenía capacidad orbital y fue construido como embrión de los futuros transbordadores orbitales que tantos éxitos dieron a la carrera espacial norte americana. El nombre de este Transbordador proviene de la nave espacial del mismo nombre de la serie de ciencia ficción Star Trek (Viaje a las Estrellas). Cuatro orbitadores operacionales fueron construidos en un inicio: Columbia, Challenger, Discovery y Atlantis.

De estos, Challenger y Columbia fueron destruidos en accidentes durante sus misiones en 1986 y 2003, respectivamente. En total 14 astronautas murieron. Un quinto transbordador operativo, Endeavour, fue construido en 1991 para reemplazar a Challenger. El Transbordador espacial fue retirado del servicio al final de la última misión de Atlantis el 21 de julio de 2011.

LANZADERA ESPACIAL SLS

Con la nueva lanzadera espacial, el SLS, tendrá un diámetro de 8´4 metros y con una altura de 100 metros aumentará notablemente su capacidad de carga, lo que le capacitará para transportar cargas mayores tanto para reabastecimiento de la ISS, como para futuras misiones a la Luna. Esta capacidad de peso superará los 130000kg.

El coste del programa está estimado en 10 000 millones de dólares​ y se prevé que haya alcanzado el estado operativo para la década de 2020. 

Se planean tres versiones del vehículo de lanzamiento SLS: Bloque 1, Bloque 1B y Bloque 2. Cada uno utilizará la misma etapa central con cuatro motores principales, pero el Bloque 1B contará con una segunda etapa más potente llamada Etapa Superior de Exploración (EUS). El bloque 2 combinará el EUS con boosters aumentados. El bloque 1 tiene la capacidad de colocar una carga básica de 70 toneladas en la LEO, mientras que el bloque 1B llegará hasta las 105 toneladas. El Bloque 2 propuesto tendrá una capacidad de 130 toneladas (LEO), que es similar a la de Saturno V. Algunas fuentes afirman que esto haría al SLS el más capaz vehículo pesado jamás construido, aunque el Saturno V elevó aproximadamente 140 toneladas métricas a LEO en la misión Apolo 17.

PROYECTO CONSTELACIÓN

El Proyecto Constelación fue el programa de la NASA que buscaba volver  a tener un cohete tipo que permitiera el reabastecimiento de la Estación Espacial Internacional, y en el futuro llevara al hombre y a la mujer a la Luna, otra vez. Consistió en un aserie de cohetes lanzadores Ares I, Ares IV y Ares V, la cápsula Orión, y un módulo de acceso a superficie lunar

El módulo Orión y su módulo de servicio siguen un patrón muy parecido a las naves Apolo y sus motores seguían la misma configuración que los motores de los cohetes lanzadores Saturno V y Delta IV. 

La nave Orión, diseñada en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), buscará ser la nueva nave que viaje en un principio a la Luna, y que posteriormente sea capaz de alcanzar Marte, llevando a las primeras tripulaciones a al planeta rojo.

El módulo de tripulación y servicio (Orion Crew & Service Module o CSM) está compuesto de dos partes principales: el módulo de tripulación (CM) de forma cónica y el módulo de servicio (SM) de forma cilíndrica que contiene el sistema de propulsión de la nave y los suministros prescindibles. Ambos módulos siguen patrones de las nave Apolo, aunque con mejoras identificadas en las misiones tripuladas del STS (transbordador espacial).

El 5 de diciembre de 2014, se realizó el primer test no tripulado de la nave orión MPCV, en este caso nombrada como Exploration Flight Test 1 (EFT-1). Esta misión duró 4 horas y 24 minutos y aterrizó en el Pacífico sin consecuencias, siendo el inicio de las futuras misiones tripuladas a la Luna.

ORION 

El nombre Orión procede de la mitología griega. Se dice que es parte del término “ora” cuyo significado es protector. Esto en honor al mítico gigante griego que velaba por la protección del pueblo de Grecia. Orión era el hijo de Poseidón. El diseño, producción y pruebas de la nave surgieron en 2011 como parte del Proyecto Constelación, durante el mandato de la administración de George W. Bush que buscaba llevar nuevamente al hombre a la Luna y que se suspendió por falta de presupuesto con la llegada al gobierno de Barack Obama. No obstante, la NASA continuó el desarrollo de la cápsula.

Aunque inicialmente se pretendió crear una nave para  seis personas en sus misiones, el número se redujo finalmente a cuatro astronautas, y cedió la construcción de uno de sus dos módulos principales a la ESA.

Aunque el proyecto Orión sigue patrones muy similares al módulo de las misiones Apolo, la agencia espacial asegura que la tecnología y capacidad de Orión permitirá realizar misiones espaciales más avanzadas y de mayor duración.

Se estima que, con tripulación a bordo, puede viajar sin necesidad de nuevas provisiones hasta 21 días, mientras en estado de inactividad, puede mantener las condiciones de utilidad por otros 6 meses. 

Durante ese último período, de acuerdo con la NASA, se prevé que el soporte de la vida útil de la tripulación sería proporcionado por otros módulos espaciales.

MÓDULO DE DESCENSO

La NASA probó también una de las características nuevas que tendrá la nave: un módulo de descenso que combina paracaídas y retrocohetes o bolsas de aire para la recuperación de la cápsula cuando regrese a la Tierra. 

Este tipo de módulo de descenso abaratará los costes en cuanto a recuperación de la cápsula, dado que en el proyecto Apolo se tuvieron que movilizar demasiados medios de recuperación en el mar. Seguirá el mismo principio que las naves rusas Soyuz y china Shenzou.

La era de la reutilización también llegó a la nave Orión. En este caso esta nave podrá ser reutilizada hasta 10 veces, abaratando los costes al máximo, además tendrá un modo vuelo seguro para el atraque en la Estación Espacial Internacional, aumentando así las medidas de seguridad a la hora de ir la Estación Espacial.

Seguro que te interesa