Saltar al contenido

Cristóbal de Peralta, uno de los Trece de la fama

Tabla de contenidos

  1. Biografía de Cristóbal de Peralta
  2. Cristóbal de Peralta y su llegada a América
  3. Cristóbal de Peralta en Panamá, España y Perú
  4. Cristóbal de Peralta en las expediciones de Francisco de Pizarro

Biografía de Cristóbal de Peralta

Cristóbal de Peralta es conocido por ser uno de los Trece de la fama. Esto no es poca cosa, pues fue de los trece soldados que no abandonó a Francisco de Pizarro a la isla del Gallo en sus momentos más difíciles.

Se conoce que nació en Baeza, España; pero su muerte sería en Arequipa, Perú. Su papel en la conquista de Perú fue muy importante, siendo hoy en día muy reconocido por sus hazañas.

Sumado a ello, fue asignado en cargos relevantes por parte de Pizarro. Además, contó con participación notoria en muchos movimientos expedicionarios de la Corona Española.

Cristóbal de Peralta y su llegada a América

No se sabe con certeza la fecha en que Cristóbal llegó a América. Sin embargo, siempre se ha considerado esencial en el listado de hombres que siguieron a Francisco de Pizarro como expedicionario.

Un hecho seguro es que se encontraba en Panamá en 1524, antes de explorar el Mar del Sur. Además, tras el segundo viaje de Pizarro, fue de los españoles que fueron a Barbacoas, un pueblo muy reconocido.

En dicho lugar, se subió a las copas de los árboles, pues allí los indios mantenían sus chozas con alimentos. Muchas de las acciones de Cristóbal de Peralta han marcado la historia de Perú desde sus expediciones.

En el primer viaje que Pizarro al Perú, Peralta se encontraba entre sus filas de descubrimiento. También se encontraba en su segundo viaje, pero no regresó a Panamá después de estar en la isla del Gallo.

Acciones en la isla del Gallo

Una vez que por órdenes de Pizarro se encontraba en la isla de Gallo, Juan Tafur fue a recogerlo. Junto a Cristóbal se encontraban otros expedicionarios, los cuales el gobernador de Panamá mandó a buscar.

Esto fue dado por una carta en la que se mostraban queja sobre la empresa descubridora en curso. Sin embargo, trece soldados fueron incapaces de abandonar a Pizarro, estando de Peralta entre los Trece de la fama.

Cristóbal de Peralta y Francisco Pizarro en la Isla del Gallo
Cristóbal de Peralta y Francisco Pizarro en la Isla del Gallo

Necesitaban un lugar mejor, entonces Pizarro fue junto a los Trece de la fama fueron a la isla de Gorgona. En este lugar Peralta, Trujillo y Paz enfermaron de gravedad, pero al poco tiempo llegaría Bartolomé Ruiz que les daría un halo de esperanza.

Bartolomé se encargó de dar rescate inmediato y permitió a aquellos que estaban sanos seguir con la exploración hacia el sur. Sin embargo, en Gorgona tuvieron que permanecer los enfermos con los indios , quienes continuaron cuidándolos hasta que Pizarro regresó.

Una vez que estuvo allí, se encontró con que Gonzalo Martín de Trujillo había muerto. Por ello, solo pudo regresar con Cristóbal de Peralta y Martín de Paz a Panamá.

Cristóbal de Peralta en Panamá, España y Perú

Al darse la llegada a Panamá, Peralta declaró como testigo importante en la probanza de Pedro de Candía. Este era uno de los Trece de la fama, siendo conocido por querer reconocimientos de la corte.

Luego, Peralta se encargó de dirigirse a España con Pizarro, pues la salud de este no era la mejor. En dicho viaje se dio firma a la Capitulación de Toledo, siendo asignado como regidor de la futura Tumbes.

Aunque la fundación no logró darse, se le asignó ser regidor de Lima para compensar la falta encontrada. Sumado a ello, se embarcó en el tercer viaje de Pizarro y formó una guarnición de retaguardia.

La misma contaba con permanencia en San Miguel de Tangarará, siendo una orden estratégica de Francisco de Pizarro. Esto, lógicamente, impidió que fuese partícipe en la marcha de Cajamarca y en la captura de Atahualpa.

Regidor de la Ciudad de los Reyes

En cuanto Francisco de Pizarro logró conformar el Cabildo de la Ciudad de los Reyes, nombró a Peralta su regidor. Fue erigida en 1535, siendo también nombrada Lima y conocida luego como la capital de Perú.

Fue poco tiempo el cual Cristóbal de Peralta estuvo presente en el lugar, perdiéndose luego su paradero. Se presume que luego viajó a España y, para 1542, estaba de regreso en Perú.

Aunque no hay certeza de su muerte, se dice que murió ahogado en un río de gran profundidad en Arequipa. Además de ello, no se creó noticia alguna de su vida los años posteriores, por lo que se cree verdadero.

Cristóbal de Peralta en las expediciones de Francisco de Pizarro

Sin duda alguna, Cristóbal fue uno de los personajes más sobresalientes en las expediciones de Pizarro. Su protagonismo no solo fue notable al frente a los Trece de la fama, sino en otras expediciones y sucesos.

La relevancia de todo esto recae en que, por ejemplo, tomase parte en la fundación de Lima que, actualmente, es muy reconocida. No obstante, otras de sus presentaciones fueron dadas en el resto de expediciones que también tuvieron un gran peso.

Tanto para la historia peruana como para la hispanoamericana, Cristóbal de Peralta es un personaje de importancia que merece ser recordado.