Saltar al contenido
Tras la última frontera

JUAN RODRÍGUEZ CABRILLO

¿Quién fue Juan Rodríguez Cabrillo?

Juan Rodríguez Cabrillo fue un valiente explorador y marino español del siglo de oro español natural de Palma del Río (Córdoba). Entre su nacimiento en 1497  y su muerte en 1543 en la Isla de San Miguel en la actual California, transcurre una vida de retos y aventuras que le llevaron a fundar la ciudad de Oaxaca y explorar y descubrir la costa oeste americana.

Imagen de una recreación histórica de  Juan Rodríguez Cabrillo  dando ordenes en su nave capitana
Reconstrucción histórica de la travesía de Cabrillo. Fuente nps.gov

Lo orígenes de Juan Rodríguez Cabrillo

A través de los escritos del propio Rodríguez Cabrillo, dejó claro que nació en en Villa de Palma, la actual Palma del Río. Esta Localidad se encontraba dentro del señorío de los Bocanegra.

Desde muy pequeño pudo aprender la profesión de carpintero ribera, que era el que se encargaba de la construcción de embarcaciones. Esta habilidad le sería muy útil en sus futuras aventuras en las américas.

Conferencia sobre la Figura de Cabrillo en su pueblo natal.

Es muy probable, que el construir barcos para que otros surcasen los mares en busca de las últimas fronteras despertara en él el deseo de vivir esa suerte. Así que para el 11 de abril de 1514 y con solo 18 años se sumo a la expedición de Don Pedro Arias de Ávila (Famoso por ajusticiar a Vasco Núñez de Balboa). Esta expedición no era precisamente pequeña, con 1200 hombres y 22 naves salio desde Sanlúcar de Barrameda a extender el mundo conocido para la cristiandad.

Con la expedición de Hernán Cortés

Es curioso como los grandes hombres son atraídos por las gestas que les darán talla. En la vida de Juan Rodríguez Cabrillo todo los planetas se habían alineado. Llego a Cuba en 1518 junto a Pánfilo de Narváez, poco después se enrolaría junto con la expedición que dirigiría Hernán Cortés en América Central.

Tras la derrota de la noche triste sufrida por la expedición de Cortes afloro el ingenio y capacidad de Juan Rodríguez. Aprovechando los conocimientos que había adquirido en su pueblo como carpintero de ribera y junto al carpintero Martín López consiguieron una gran proeza.

Estos dos hombres se pusieron manos a la obra y consiguieron dirigir los trabajos y ejecución de 13 bergantines en las cercanías de Tlaxacala. Una vez finalizadas y comprobadas las naves fueron desmontadas y trasladadas a Tezoco. En esta localidad había un canal que las dirigiría posteriormente a la laguna donde se asentaba Tenochtitlan.

Se puede ver un medallón con el rostro de  Juan Rodríguez Cabrillo
Medallon conmemorativo homenaje a Juan Rodríguez Cabrillo

Todos estos trabajos fueron rematados por nuestro explorador, pues resulto ser un autentico maestro del calafate. Gracias a su pericia se pudo realizar la brea y aplicarla a las trece naves, sin lo cual no podrían haber navegado.

Pues como no teníamos pez para brear, ni aun los indios lo sabían hacer, mandó Cortés a cuatro hombres de la mar que sabían de aquel oficio que en unos pinares cerca de Guaxaleingo, que los hay buenos, fuesen hacer la pez

Acuérdame que fue el que llevo cargo dello e iba por capitán un Juan Rodríguez Cabrillo, que fue un buen soldado en lo de Méjico, que después fue vecino de Guatemala, persona muy honrada y fue capitán y almirante de trece navíos por Pedro de Alvarado y sirvió muy bien a Su Majestad en todo lo que le ofresció, y murió en su real servicio”.   

Bernal Díaz de Castillo

La conquista de Nueva España no para

Rodríguez Cabrillo continuo embarcado en diferentes expediciones de lo que sería la Nueva España. Para 1521 se enrolo en la expedición de Francisco de Orozco y Tovar y formaría parte de la fundación de la ciudad de Oaxaca.

En 1524 se une junto Pedro Alvarado y continua la conquista de Centroamérica, tomando parte en la fundación de Santiago de los Caballeros (Guatemala). En la región guatemalteca la aventura le va bien y consigue dinero, minas y gloria, pudiendo permitirse volver a la España peninsular en 1532.

Cabrillo aprovecha el viaje a la península para casarse con la hermana de un compañero, Beatriz Sánchez de Ortega, e hija del famoso comerciante Don Alonso Sánchez de Ortega. Puede parecer curioso, pero la mayoría de los detalles relativos a su infancia y esta época lo sabemos gracias a un robo que se produjo en su viaje a Sevilla. Gracias a las diligencias, sabemos mucho más de nuestro explorador.

Sellos que homenajea a Juan Rodríguez Cabrillo con la leyenda de explorador de california 1542.
Sello estadounidense homenajeando a Juan Rodríguez Cabrillo

Durante los siguientes 15 años de su vida se dedico a la gestión de lo que había conseguido en sus expediciones. Cabrillo siguió haciendo fortuna como constructor de navíos, si bien no dejo de lado ni el comercio, ni la explotación de las concesiones mineras que había ganado.

La familia es la familia y si se puede hacer negocios juntos mejor, no. Así lo entendió Juan Rodríguez Cabrillo, que estuvo explotando los yacimietos mineros de los ríos Tequisitlan y Uzpantln.

Alvarado y las islas de la Especiería

Estamos ya en 1541 y el magnífico explorador y conquistador Pedro de Alvarado, necesitaba algo de actividad en su vida. Tras haber participado en la liberación de México, la conquista de Centroamérica y un intento en Perú, se había quedado de gobernador de Guatemala.

Tras solicitar autorización a la Corona, esta le concedió mediante dos capitulaciones permiso para explorar las costas al norte de Nueva España y la búsqueda de una ruta que permitiera el comercio estable con las islas de las Especies.

Imagen de Don Pedro de Alvarado, gobernador de nueva Galicia y jefe de Juan Rodríguez Cabrillo
Cuadro de Pedro de Alvarado. Fuente wikipedia

Primeramente, vos damos liçencia, poder y facultad para que por Nos e en nuestro nonbre, y de la Corona Real de Castilla, podais descubrir, poblar y conquistar cualesquier yslas que ay en la mar del Sur de la Nueva España, questá en su paraje, y todas las demás que hallardes hazia el poniente della no siendo en el paraje de las tierras en que oy ay proveídos gobernadores. Y ansímismo vos damos la liçencia y facultad para que podais descubrir cualquier parte de tierra firme que hallardes por la dicha costa del Sur hazia el poniente que no se aya hasta agora descubierto ni entre en los límites y paraje norte – sur de la tierra questá dada en gobernación a otras personas

Autorización de las expediciones de Pedro Alvarado

Cabrillo y las 13 naves

Cabrillo jugaba un papel fundamental en los planes de Alvarado. La relación de estos fue mejorando con el tiempo, llegando este a encargarle la construcción de una flota. Esta flota se construiría en Acajutla y tenía como objetivo las islas de las Especies. Juan Rodríguez Cabrillo construiría la mayor flota que el océano Pacífico había conocido, nada más y nada menos que 13 naves.

Dentro de la armada que había construido se había reservado un buque para él, el San Salvador, pero la necesidad de armar una buena flota hizo que Alvarado se lo agenciara…

Replica de la nave capitana de cabrillo, la San Salvador entrando en el puerto de New York.
Replica de la San Salvador. Fuente https://www.culcobcs.com/

Eso sí para poder limar asperezas Alvarado nombraría a Cabrillo Almirante de la flota. El cual, o casualidad, dirigiría la flota desde la San Salvador que sería la nave capitana. Además le concedería encomiendas en Michoacán, Jumaytepeque y Tacuba. Se supone que estas encomiendas le darían unas rentas estimadas de 600 pesos de oro, cifra muy golosa para dejarla escapar. Estos derechos serían perdidos por la familia de Cabrillo tras su muerte en sucesivos pleitos en 1568.

Zarpa la expedición pero…

A mediados de 1540 zarpa la armada desde Acajutla en dirección al puerto de Chirivito, en la comarca de Michoacán. Todo estaba casi listo, Alvarado se había reunido con el Virrey Antonio Mendoza y habían decidido la estructura operativa de la flota en dos núcleos:

  • Una estaría compuesta por una galera y tres naves. Este núcleo quedaría bajo el mando de Ruy López de Villalobos. Con la misión de dirigirse a las islas Molucas.
  • El otro estaría compuesto por cinco naves y una barcaza bajo las ordenes de Pedro de Alvarado. Con la misión de reconocer y reclamar la costas americanas al norte de lo conocido.

La muerte de Pedro de Alvarado

La flotilla de Alvarado estaba a punto de zarpar hacia las costas de California cuando un correo llego. Era un petición de auxilio por parte del gobernador de Jalisco (Nueva Galicia). Se había producido una rebelión por parte de los indígenas y se encontraba asediado.

Como su cargo de adelantado de Guatemala le exigía, no dudo y fue raudo a restablecer el orden en la región. La que sería conocida como guerra del Mixtón se cobraría su vida, pero al menos había dejado clara la sucesión del mando de la flota.

En esta imagen del códice Telleriano-Remensis se ve entre otras escenas la muerte de Pedro de Alvarado.
Muerte de Alvarado relflejada en el Códice Telleriano-Remensis. Fuente Wikipedia

El Virrey con la intención de evitar el caos, se hizo con la propiedad de la flota. Si bien, este hecho no afecto a Cabrillo, pues Antonio Mendoza conocía la valía de nuestro explorador. Por lo que mantendría a Cabrillo como jefe de la expedición para explorar las aguas del norte de California

Cabrillo sigue los pasos de Cortes en California

A pesar de los reveses que sufrió Hernán Cortes en su exploración marítima hacia el Norte, el Virrey nunca perdió la fe en la empresa. De esta manera Antonio Mendoza siguió adelante con los planes que ya había trazado Cortes.

Dentro de estos planes, la primera fase era la de superar la latitud alcanzada por por Francisco de Ulloa en 1539. Ulloa consiguió llegar al final del golfo Californiano así como la isla de Cedros y el cabo del Engaño (Latitud 30ºN).

En esta campaña de Ulloa nunca se perdió la fe en poder encontrar un paso hacia el Atlántico, pero no lo pudo confirmar y la duda razonable persistió. por eso el Virrey de Nueva España daría el último empujón al entonces gobernador de Guatemala.

Cuando la muerte alcanzo a Pedro de Alvarado, el Virrey Mendoza no renuncio a su proyecto. Mando a una expedición de castigo a Jalisco, a Ruy López de Villalobos lo mando hacia las Molucas y a Cabrillo a explorar los mares de California.

La importancia de la obra de Cabrillo

Para poder valorar en su justa medida las obras de Cabrillo en esta expedición tenemos que tener en consideración que en aquel momento se desconocía si California era una Isla y que había más al norte. También buscaba un posible paso alternativo al estrecho de Magallanes, pues lo principal en aquella época era el poder garantizar una ruta a las islas de Molucas.

A lo largo de la expedición se encontró con innumerables desdichas y dificultades. Aún así y gracias a su sacrificio se pudo conocer el litoral californiano y sus fuertes corrientes. Sin hablar de lo terrible de los ciclones que tanto daño les hicieron.

Zarpa la flotilla de cabrillo

El 27 de junio de 1542 se hacia a la mar la Flotilla con dirección a California. Dejaban atrás el puerto de Navidad la San Salvador (nave Capitana), la Victoria y un bergantín bastante marinero. Este último era más que necesario para tareas de reconocimiento de zonas difíciles.

Alcanzarían el puerto de Santa cruz y sobrepasarían el cabo de San Lucas siguiendo el litoral occidental de la baja California. La isla de los cedros sería alcanzada por la flotilla el 5 de agosto, desde donde continuaron su encomiable labor cartográfica.

Ruta seguida por la expedición de Cabrillo
Ruta seguida por la expedición de Cabrillo. Fuente https://www.culcobcs.com/

En su ruta hacia el Norte descubrirían puertos cono el de San Diego o el de San Pedro y numerosas islas como la de San Miguel donde harían una parada para descansar y reponer el animo. Aunque las tripulaciones descansaban, la vida del capitán no es sencilla y Cabrillo se rompió un brazo. Cosa que no fue óbice para que nuestro Capitán pudiera liderar la expedición.

Con el Magullado Capitán Rodríguez la expedición siguió descubriendo islas en su camino ; La isla de posesión, de San Agustín o el cabo de la Cruz o San Martín llegando a la bahía de San Diego. Siguieron su camino y encontraron poblaciones nativas de pescadores en la bahía de los humos y pudiendo ver las Sierras Nevadas y el Cabo de la Nieve.

Primeros estudios etnográficos de California

No solo se preocupó de hacer el levantamiento cartográfico del litoral, sino que se dedicaron a conocer las costumbres de las nativos americanos que se fueron encontrando. Describieron objetos, costumbres como era la vegetación y la fauna. Se podría considerar como un primer estudio botánico y zoológico de la zona. Os dejo una muestra de estas descripciones:

Isla de San Miguel

«son muy pobres, son pescadores no comen otra cosa sino pescado, no duermen en el suelo, todo su negocio y ejercicio es pescar; en cada casa hay 50 animas, viven muy apocadamente, andan desnudos”. Del puerto de San Mateo señalan que se encontraba en 33º 1/3 y que era “un puerto bueno y cerrado […], es buena tierra al parecer, hay grandes cabañas, e la hierba como la de España, es tierra alta y doblada [sic], vieron unas manadas de animales como ganados, que andaban de ciento en ciento, e más que parecían en el parecer y en el andar como ovejas del Perú, y la lana luenga, tienen cuernos pequeños de un xeme [sic] en luengo y tan gordos como el dedo pulgar, y la cola ancha, y redonda, e de un longor de un palmo”

Juan Rodríguez Cabrillo sobre los habitantes de la Isla de San Miguel

Pueblo de Canoas

“El Capitán siempre les daba muchos rescates, e toda esta costa por donde han pasado esta muy poblada, traíanles mucha sardina fresca y muy buena, dicen que la tierra adentro hay muchos pueblos e mucha comida, estos no comían cosa de maíz, andaban vestidos de pellejos, y traen los cabellos muy largos e revueltos con unos cordeles muy largos, y metidos por entre los cabellos, y aquellos cordeles muchas dagas de pedernales y de huesos y de maderas: la tierra es muy excelente al parecer”

Juan Rodríguez Cabrillo sobre los habitantes sobre el pueblo de las Canoas

Sierras nevadas

“Hay montañas que se van al cielo, y la mar bate en ellas, yendo navegando cerca de tierra parece que quieren caer sobre las naos, están llenas de nieve a la cumbre; pusiéronles nombre las Sierras Nevadas […], no parece que habitan indios en esta costa, está este cabo de Nieve en 38º 2/3 y siempre que ventaban nordeste hacia claro y limpio el tiempo”

La muerte abraza al explorador

Su periplo continuo hacia el Norte alcanzando la latitud de 38 2/3, donde fueron golpeados por un temporal que les obligo a buscar refugio en el Sur. En la búsqueda de un puerto seguro y confortable llegaron a la isla de San Miguel a finales de 1542. En este punto de la expedición Cabrillo había enfermado sin remedio. Se cree que su muerte se debió a una sepsis debida a su brazo roto.

“Estando invernando en esta isla de Posesión a tres días del mes de enero de 1543 falleció desta presente vida Juan Rodríguez Cabrillo capitán de los dichos navíos de una caída que dio en la dicha isla al tiempo que la otra vez estuvieron en ella, de que se quebró un brazo junto al hombro”.

Miembro de la expedición de Cabrillo.

Hay cierta controversia si vamos a las fuentes de la época. Unos dicen que la muerte fue debida a la rotura del brazo, mientras que otros apuntan a que se pudo deber a la infección de una astilla clavada en el hombro.

En esta imagen se puede ver una estatua de Juan Rodríguez Cabrillo financiada po Portugal cuando pensaba que este era de su nacionalidad.
Monumento a Cabrillo en San Diego.

Al menos a Cabrillo le dio tiempo para nombrar a su sucesor al mando de la expedición, nombrando a Bartolomé Ferrelo . Dándole la siguientes ordenes antes de morir:

“Que no dejasen de descubrir cuanto les fuese posible por toda aquella costa”

Juan Rodríguez Cabrillo a su sucesor en el mando de la expedición.

La primera decisión que tomaría Bartolomé Ferrelo sería la de renombrar la isla de Posesión como isla de Juan Rodríguez como merecido homenaje. Tras esto Ferrelo se prestaría a cumplir las ordenes de su Capitán con presteza.

Bartolomé Ferrelo llega hasta Oregón

Bartolomé Ferrelo continuo su exploración del litoral sin descanso, llegando hasta el Cabo Mendocino en las proximidades del actual Estado de Oregon. Llegados a este punto decidieron volver a puerto de Navidad en Nueva España el 14 de abril de 1543. No entro en más detalles, pues creo que Bartolomé Ferrelo se merece su propio artículo. Si te gustaría saber más de él dímelo en los comentarios.

Mis conclusiones de la expedición de Cabrillo

Esta aventura aporto un conocimiento de las costas y sus gentes de gran valor, pero este no tuvo una traducción económica directa. No encontraron ningún paso hacia el este, tampoco las ciudades Cíbola… Aún así fue un gran avance que permitiría dibujar el mundo tal y como lo conocemos hoy en día.

No debemos olvidar que ya en ese momento el interés de la monarquía hispánica de cara a aquellas tierras y sus pobladores iba orientado a salvar sus almas. Lo cual les otorgaría derechos que otros nativos y minorías no tendrían hasta el siglo XX en otros rincones del continente americano.

¿Crees que Cabrillo ha recibido el reconocimiento que se merece? ¿Es normal que se le quiera más en San Diego que en España? Espero tus respuestas y sugerencias en los comentarios.

Si quieres saber más