Saltar al contenido

Aldonza Manrique: La primera gobernadora del Nuevo Mundo

Por J.J. Merino

Como hemos visto en otros art铆culos de esta p谩gina, el Siglo XVI se puede considerar como el momento de la historia en el que la exploraci贸n y descubrimiento para los pa铆ses europeos de nuevas tierras alcanza su m谩ximo esplendor. El descubrimiento de Am茅rica por Col贸n en 1492 y los siguientes  viajes que realiza, abren el Oc茅ano Atl谩ntico para que multitud de aventureros lo crucen en busca de nuevos horizontes y gloria. 

Pero no s贸lo hombres son los protagonistas de estas gestas. Nombres como In茅s Suarez, Mar铆a Estrada o Menc铆a Calder贸n ya son conocidos por los lectores de los art铆culos que vamos publicando. En este traemos a la primera mujer que ostenta el cargo de Gobernadora nombrada por la Corte, en los territorios de Am茅rica. Se llamaba Aldonza Villalobos y Manrique, m谩s conocida como Aldonza Manrique, y esta es su historia.

脥ndice

Sus padres, Marcelo Villalobos e Isabel Manrique.

Marcelo Villalobos, sevillano nacido en 1480, hijo de una familia noble, estudia derecho en su juventud en Salamanca, ejerciendo una vez finalizados sus estudios en la ciudad de Jerez de la Frontera. En 1511 es nombrado juez en la reci茅n creada Audiencia de La Espa帽ola, con lo que se produce el salto a la isla. All铆 marcha junto con su esposa, Isabel Manrique, tambi茅n de noble cuna, en febrero de 1512, arribando a la misma en los primeros d铆as de julio.

En la isla, adem谩s de su cargo, entre los a帽os 1514 y 1515 se dedica a financiar expediciones en las islas cercanas, y en las costas de la actual Venezuela, con el objetivo de capturar ind铆genas y convertirlos en esclavos. Por ello, en el a帽o 1516 es suspendido de su cargo e investigado. Y como consecuencia de la investigaci贸n, es apartado definitivamente de su cargo como condena, y le son retirados los derechos concedidos asociados al mismo

Sin embargo, amigos personales hablan en su favor y consigue en 1520 ser restituido en el puesto. Y en 1525 consigue que se le encargue el poblamiento de la Isla Margarita 鈥渓levando a ella cristianos espa帽oles, indios y ganados convenientes para la provisi贸n y beneficio de los moradores鈥. Este nombramiento es por dos vidas, es decir, para el nombrado y su heredero, pasando posteriormente los gobernantes a ser nombrados por la Corona. Pero no puede concluir su misi贸n, pues fallece el d铆a de Santiago Ap贸stol, 25 de julio de 1526, legando el nombramiento real a una de sus dos hijas, Aldonza Villalobos, m谩s conocida en la historia como Aldonza Manrique. El momento del fallecimiento llega en el peor momento familiar, pues Marcelo hab铆a contra铆do una deuda con la Corona, y al no ser capaces de afrontar la devoluci贸n de la misma su mujer e hijas, se ven requisados sus bienes, pero no su nombramiento.

Mapa que nos indica la ubicaci贸n de isla Margarita.

La lucha de Isabel Manrique por el legado de su marido.

En un primer momento, no es a Aldonza a quien se nombra sucesor del fallecido Marcelo Villalobos. Sin embargo, la madre de nuestra protagonista, Isabel Manrique, lucha en la corte para que se reconozcan los derechos sucesorios de  su hija.

Tras dos a帽os de dura lucha en la Corte, finalmente consigue el favor Real y el refrendo de sus reclamaciones en junio de 1527. De esta manera, Aldonza Villalobos y Manrique se convierte en la primera mujer gobernadora en el Nuevo Mundo. 

Imagen del fuerte que San Carlos Borromeo y la l铆nea de Costa de la Isla Margarita d贸nde gobern贸 Aldonza Manrique
Imagen del fuerte que San Carlos Borromeo y la l铆nea de Costa de la Isla Margarita

Desde ese momento, y al ser su hija menor de edad, es ella quien, interinamente en nombre de Aldonza, gobierna y marca el inicio de la l铆nea de gobierno de la Isla. Este gobierno interino se deber铆a alargar hasta que la mayor铆a de edad de la heredera, que en la 茅poca estaba marcada en 25 a帽os, o hasta el momento que contrajese matrimonio.

Desde 1527 hasta 1534 ejerce de gobernadora interina, ejercido desde la isla de Santo Domingo a trav茅s de Tenientes que nombraba y que s铆 resid铆an en la isla, y cumpl铆an fielmente las 贸rdenes dadas por Isabel. 

1535-1575: gobierno de Aldonza Manrique.

El a帽o de 1535 contrae matrimonio con Pedro Ortiz de Sandoval, extreme帽o compa帽ero de Pizarro en la conquista del Imperio Inca. Esta boda, adem谩s de posicionar bien a la ya noble Aldonza, trae aparejado el gobierno titular de la isla Margarita.

En este punto las fuentes discrepan. Unas dicen que sigue ejerciendo la gobernaci贸n a trav茅s de Tenientes enviados en su nombre a la Isla Margarita. En cambio, hay otras que sostienen que parte  a la isla tras su matrimonio y, junto a su marido, asumen de primera mano el poblamiento de la misma, fundando ciudades como La Asunci贸n, entre otras. 

Retrato de Aldonza Manrique
Retrato de Aldonza Manrique

Lo que s铆 es cierto es que durante el gobierno de la isla, esta prospera. Los motores de esa 茅poca de prosperidad son tanto la extracci贸n de perlas, como los cultivos que se introducen en la isla y que arraigan exitosamente. Estos son, principalmente la ca帽a de az煤car, seguido por la vid y los cereales. Queda viuda Aldonza en 1546, al morir Pedro Ortiz de Sandoval.

En 1561 s铆 est谩 contrastado que se encuentra la ya viuda Aldonza en Santo Domingo, ejerciendo su gobierno desde all铆. Para ello nombra Teniente de la isla a Juan Sarmiento de Villandrando, yerno de Aldonza, pues se hab铆a casado con su hija Marcela unos a帽os antes. Viven en la isla hasta el a帽o 1561, en el que en busca de riquezas y poder, desembarca en la isla Lope de Aguirre.

El loco Lope de Aguirre en la isla Margarita

El a帽o 1560 el Virrey del Per煤 organiza una expedici贸n en busca del m铆tico El Dorado. Con ello pretend铆a alcanzar dos objetivos:

  1. La posible localizaci贸n de nuevas tierras ricas para expandir el Virreinato.
  2. Y el principal, alejar a los posibles soldados descontentos que, despu茅s de finalizar las guerras civiles en Per煤 pudieran alterar el buen orden y gobierno.

Se alistan en la expedici贸n 300 espa帽oles, 500 auxiliares indios y varios negros libres. Entre la hueste se encuentra Lope de Aguirre, y parten en septiembre de 1560. Pero en 1561 Lope de Aguirre se rebela, asesinando al l铆der de la expedici贸n y a su sucesor, pasando 茅l a comandarla desde marzo de 1561. Tras algunas deserciones, hace firmar a los 186 soldados espa帽oles que permanecen en la expedici贸n una declaraci贸n de guerra鈥.al Rey de Espa帽a Felipe II.

Tras causar estragos en las poblaciones situadas a orillas del Orinoco, ponen proa a la isla Margarita. Desembarcan, y tratan de persuadir a las autoridades locales a que se les unan. Sin embargo, Juan Sarmiento se niega y es encarcelado junto con otros muchos hombres margarite帽os. Tras esto, asaltan la ciudad de La Asunci贸n y otras cercanas, causando muerte y destrucci贸n. Al enterarse de que hab铆a fuerzas en camino para destruirle, huye de la isla de nuevo al continente, pero antes asesina a Juan Sarmiento y a otros 50 hombres, usando el garrote vil.

Pleitos para recuperar la Gobernaci贸n 

Tras estos hechos, Aldonza viaja a Espa帽a, a reclamar su gobernaci贸n, pues le hab铆a sido usurpada de manera ilegal. Con ella, el a帽o 1565 viajan a la Pen铆nsula Ib茅rica su hija Marcela, y su nieto Juan Sarmiento de Villandrando Manrique. Consigue en un a帽o no s贸lo la ratificaci贸n Real de su nombramiento como gobernante de la Isla Margarita, sino tambi茅n la extensi贸n por una vida m谩s de los derechos sucesorios del Gobierno sobre la misma. Estos derechos los heredar谩 su nieto Juan, pues es nombrado heredero 煤nico por su abuela.

A partir de este momento, permanece residiendo en Madrid hasta su fallecimiento en 1575, pues le gusta la vida de la Corte Real. Realizar谩 y dictar谩 las 贸rdenes de gobierno desde Madrid, continuando con los nombramientos de Tenientes para representarla en la Isla. Su hija Marcela, mientras tanto, ha vuelto a contraer matrimonio, esta vez con Miguel Maza de Lizana, que resid铆a tambi茅n en la Isla Margarita y que les hab铆a acompa帽ado a la capital del Imperio como parte de su s茅quito.

Gobierno de Juan Sarmiento de Villandrando Manrique

Si bien su abuela gobierna la isla durante 40 a帽os, la duraci贸n del gobierno de Juan no ser谩 tan extensa, pues durar谩 desde la muerte de su abuela hasta su temprano fallecimiento en 1593. Desde  1575 hasta 1582 lo ejerce en su nombre su padrastro, Miguel Maza de Lizana. A partir de 1583, a帽o en el que comienza el gobierno titular de Juan, se descubren nuevos yacimientos perl铆feros en la Isla, lo que tuvo el efecto positivo de un auge econ贸mico importante, pero el negativo de captar la atenci贸n de piratas ingleses y franceses. Estos realizan varios asaltos en distintas poblaciones menores en la isla, obteniendo botines, principalmente de perlas, de distinta cuant铆a e importancia. 

Para intentar paliar y minimizar estos ataques, ordena la construcci贸n de diversas fortificaciones costeras, as铆 como asignar a los pobladores responsabilidades sobre la defensa del territorio. Adem谩s, las escuadras de la Armada recorren frecuentemente las aguas de la isla para disuadir a los piratas, aunque sus bases de pertenencia estaban ubicadas en otras islas del Caribe, como Cuba o La Espa帽ola. 

Juan, adem谩s, apoya las exploraciones de las costas venezolanas y  el r铆o Orinoco, lleg谩ndose a establecer algunos poblamientos en las costas de la actual Guayana. Los esfuerzos de los margarite帽os, sin embargo, son continuamente golpeados por los piratas, destacando los a帽os 1587 y 1589. Este 煤ltimo a帽o es en el que el famoso pirata William Hawkins, mandando una flota de 9 naves, intenta asaltar Porlamar, pero es rechazado y no llega a desembarcar. 

Pero los esfuerzos piratas no cesan, y cuatro a帽os despu茅s, en mayo de 1593, el pirata John Burg al mando de una escuadra mayor, desembarca a 400 hombres en la poblaci贸n de Porlamar. Las fuerzas locales, lideradas por el propio Sarmiento, logran rechazar al invasor y conseguir que vuelva a embarcar. Posteriormente atacan unas perler铆as otros piratas, estos comandando por James Langton, consiguiendo un bot铆n de unas 2000 libras de perlas. 

Y a finales de octubre del a帽o 1593, descubren los margarite帽os un nav铆o de guerra ingl茅s, posiblemente pirata, rondando sus costas. No duda en perseguirlo el gobernador a bordo de una galera de guerra que estaba estacionada en la isla. Traban combate ya en noviembre, y en la lucha, a pesar de la victoria sobre los ingleses, fallece en gobernador al ser alcanzado por una bala de ca帽贸n enemiga. 

Galera de guerra espa帽ola

En el informe al Rey del incidente, destacan las palabras del Cabildo de la Asunci贸n siguientes, referidas al Gobernador y a lo acertado de su mandato, y a 鈥溾 el buen tratamiento que hac铆a a los vecinos de la isla, as铆 pobres como ricos鈥.鈥. Tras la muerte, finaliza la saga de Aldonza Manrique, y comienza los Gobernadores nombrados por la Corona.

Mis conclusiones

Independientemente del lugar desde el que ejerc铆a el Gobierno, se puede decir que Aldonza lo hizo de manera eficaz. Con las medidas que tomaba, se consigui贸 un auge econ贸mico en la Isla Margarita que hizo que la poblaci贸n aumentara y que su nivel de vida fuese mejorando con el tiempo. Su car谩cter, forjado por su madre, combativa hasta las 煤ltimas consecuencias para obtener lo que en justicia cre铆a lo correcto, y por la infancia marcada por el fallecimiento de su padre y que dej贸 a la familia sumida en deudas; as铆 como su determinaci贸n hicieron de la isla un foco de prosperidad. 

En los momentos actuales, en los que la falsa leyenda negra es una losa que pesa sobre la Hispanidad, son necesarias voces que, con la verdad por delante y con hechos reales y no supuestos, consigan levantar esa losa e iluminar con la verdad. Por ello hay que destacar que nuestra protagonista fue la primera mujer Gobernadora de todo el continente americano, desde el fr铆o norte canadiense hasta la Tierra del Fuego. Tomando decisiones respecto a econom铆a, agricultura, construcci贸n de obras civiles y militares, organizaci贸n del territorio, y un amplio etc茅tera.

Este art铆culo y esta p谩gina no son m谩s que un diminuto rayo de luz que pretende dar a conocer hechos reales y asombrosos de la Historia de las Espa帽as, para hacer aflorar en el lector las ganas de seguir investigando y descubriendo la verdadera historia. 

Seguro que te interesa

Otros art铆culos relacionados