Saltar al contenido

Francisco de Villagra

Uno de los españoles más influyentes en la conquista de Chile

 Biografía de Francisco de Villagra

Este ilustre conquistador leones nació en la localidad de Santervás de  Campos en 1511. Aunque ganaría la fama en el continente americano donde  exploró, conquisto y gobernó los territorios chilenos. Su muerte tuvo lugar el 22 de Junio de 1563 en el Chile por el que tanto lucho.

Villagra era hijo de Álvaro de Sarria y Ana de Villagra. Su Padre  ocuparía el cargo de comendador  en las encomiendas de rubiales y Villela.  En su juventud, Francisco lucharía contra el turco en Túnez hasta que la llamada de la gloria le llamó y partió al continente Americano.

En su llegada al Perú, Francisco de Villagra se posiciono a favor del bando de Pizarro frente  a las pretensiones de Diego de Almagro. Tras estas intentaría su propia conquista junto con Pedro Anzures, pero el fracaso de esta uniría su destino al de Pedro de Valdivia y Chile.

Francisco de Villagra un gran militar

Francisco de Villagra se caracterizó por su destreza en la carrera de las armas, demostrando un gran liderazgo durante la ardua conquista del país chileno. Su ascendente entre sus hombres y la sociedad le llevaría a presidir el gobierno de las tierras de Chile durante el período 1547-1549.

A raíz del desgobierno que se surgió con tras la muerte del extremeño Pedro de Valdivia, quien falleció en una celada de los mapuches. Villagra sería designado Gobernador de Chile en dos ocasiones más, durante los períodos 1553-1557 y 1561-1563. Pero su destacada carrera como militar, se vio quebrantada a temprana edad, debido al fuerte brote de viruela que asedió a los nativos y la activación de la guerra de Arauco, muriendo finalmente en 1563.

La trayectoria en el campo de batalla de Villagra

Cuando Pedro de Valdivia decidió poner pie en territorio chileno, uno de sus fieles y aguerridos acompañantes fue Francisco de Villagra, quien estuvo vinculado muy de cerca con todos los acontecimientos ocurridos en el campo de batalla, liderados por Valdivia durante su viaje al Sur.   

Imagen de Pedro de Valdivia con su caballo
Imagen de Pedro de Valdivia

Para su tercer gobierno, detonó una rebelión indígena en la comuna de Purén, situada al noroeste de la Provincia de Malleco, en la Región de la Araucanía. Este enfrentamiento se propagó alrededor de la región araucana. Desatándose una nueva batalla en Marihuenu, donde cayó Pedro de Villagra, hijo del gobernador.     

En 1541, Villagra acompañó a Valdivia en la fundación de Santiago de Chile, convirtiéndose en el primer suceso relevante en el proceso de colonización española en tierra chilena. Estando allí, exploraron los terrenos concedidos, hasta dar con el sitio que creyeron ideal para fundar una ciudad en el valle del Mapocho.

Francisco de Villagra regidor del Cabildo de Santiago

Ese mismo año, Villagra fue nombrado regidor del primer Cabildo de Santiago, siendo reelegido para el mismo cargo en 1546 y 1547. Este último año, visto que Valdivia debía partir a Perú en busca de nuevas ayudas, es designado por este, Gobernador Interino del Reino de Chile, ostentado el título de Teniente Capitán General.

Mientras ejercía este mandato, Villagra tuvo que enfrentar la arremetida propiciada por el Cacique Michimalongo, quien junto a sus huestes atacó y provocó un incendio en la ciudad de Santiago. Durante esta ofensiva, tuvo el apoyo de la española Inés de Suárez, quien fuera pareja de Valdivia. 

Pedro Sánchez de la Hoz y su revuelta contra Villagra

Estando aun al frente del gobierno, Villagra tuvo que afrontar nuevamente la conspiración orquestada en 1547 por el comerciante español Pedro Sancho de Hoz, siendo esta vez el líder del movimiento, Hernán Rodríguez de Monroy, quienes pretendían hacerse del poder. Por este delito de traición, Pedro Sancho fue decapitado.

 No obstante, en 1549 mientras Villagra estuvo gobernando, la ciudad de Coquimbo y La Serena la cual fue destruida por los indígenas del valle del Limarí

Valdivia manda a Villagra a Perú

Cuando Valdivia vuelve a sus funciones como Gobernador, decide enviar a Villagra a Perú en 1549, con el propósito de conseguir nuevas ayudas. Más tarde, en 1551, éste regresa con la intención de estudiar el territorio del sur del país y comenzar a ocuparla con nuevos pobladores que le hicieran frente a los mapuches.

 Instalado en Osorno, comuna del sur de Chile y capital de la Provincia de Osorno, en la Región de Los Lagos, Villagra fue informado de la muerte de pedro de Valdivia, en la batalla de Tucapel, por parte de los araucanos en diciembre de 1553. Visto lo ocurrido, el cabildo de Concepción le pidió que asumiera el control del gobierno.

Villagra juró vengar a Valdivia

Juró vengar la muerte de Valdivia, pero fue derrotado otra vez por Lautaro, el líder militar Mapuche en la Guerra de Arauco en el primer período de la conquista español del territorio chileno que mataría a Valdivia. Además, la región de Concepción fue destrozada por los indígenas y casi abandonada por los españoles.

Francisco de Villagra con su primo Pedro y quiroga planeando una ofensiva contra los mapuches

Villagra no ceso en su juramento y quiso hacer frente a los araucanos, pero su cabecilla Lautaro se lo impedía, así como reconstruir Concepción. Lautaro amenaza con destruir todo lo que los españoles habían colonizado.

Al final, Lautaro fue sorprendido en el río Mataquito, por tropas españolas lideradas por Villagra que le darían muerte. 

Problemas entre Francisco de Aguirre y Villagra

En 1556, la Real Audiencia de Lima, lo nombró Corregidor y Justicia Mayor del Reino de Chile. Sin embargo, cuando pisó el territorio chileno, fue informado sobre el nombramiento del nuevo gobernador, García Hurtado de Mendoza, hijo del virrey del Perú, quien ordenó su detención, junto a su opositor Francisco de Aguirre.  

 Ambos fueron juzgados por la Real Audiencia de Lima. Los delitos que se le imputaban a Villagra eran, el haber tomado posesión del cargo de gobernador a la fuerza, y haber extraído de las cajas reales, el oro para destinarlo en la defensa del sur. No obstante, en el mes de noviembre de 1559, fue absuelto por dichos cargos.

Felipe II elige a Villagra 

En 1558, el Rey Felipe II designó a Villagra Gobernador en sustitución de García Hurtado de Mendoza. En febrero de 1561, tomó posesión del cargo, introduciendo nuevas formas de declaración de los rebeldes, sublevados judicialmente y traidores a Dios y al rey, castigándolos con la muerte y confiscación. 

Durante su último gobierno, Villagra padecía la enfermedad de la gota, la cual afectó gravemente sus articulaciones, vio con pesar la derrota militar que tuvo lugar en la comuna de Arauco, en la Región del Biobío, al sur de Concepción, donde además perdió la vida su hijo Pedro de Villagra, quien combatió con los Mapuche.

A raíz de este suceso, se dio el levantamiento de los indígenas liderados por el Cacique Colo Colo. Además, Villagra se vio envuelto en un inconveniente con las autoridades eclesiásticas en Santiago, aparte de un afanoso problema originado por las fuerzas armadas.  

Visto el acelerado avance de la enfermedad, la cual le impidió caminar, Villagra pidió al rey que Hurtado de Mendoza asumiera la gobernación. Cuando se vio completamente postrado en cama, cedió el cargo de Gobernador a su primo Pedro de Villagra en 1563, quien ostentaba el título de teniente general.

La muerte de Francisco de Villagra

El 22 de julio de 1563, en la ciudad de Concepción, muere Francisco de Villagra, a la edad de 52 años de edad, vistiendo el hábito de religioso franciscano, como petición cuando se hallaba moribundo. Su cuerpo fue enterrado en la Iglesia San Francisco en Chile.

Bibliografía que seguro que te interesa