Saltar al contenido

Juan Gregorio Bazán

Un conquistador a la altura de la Corona

Índice

    Biografía de Juan Gregorio Bazán

    No existen muchos registros sobre la vida de Juan Gregorio Bazán. Pero su viuda Catalina de Plasencia pudo aportar gran parte de la información que conocemos de él en 1585 tras la muerte del conquistador. En estos documentos, Catalina describía que Bazán provenía de una familia acomodada, de descendencia noble.

    Retrato de Juan Gregorio Bazán

    Esto quedó demostrado cuando, en su viaje por América, el conquistador llegó a tierra firme acompañado por una serie de criados. Bazán hizo alarde de su fortuna durante todo el viaje y esto quedó asentado en los registros proporcionados por su esposa. No se sabe la fecha exacta de su nacimiento y algunos biógrafos indican que fue en el año 1510 en la localidad de Talavera de la Reina.

    Juan Gregorio Bazán y sus vínculos familiares

    Un factor destacable para entender su vida y posterior lucha en la conquista de América es el vínculo familiar que compartía con Francisco de Aguirre. Este conquistador y líder político sería su tío o primo. Esto no queda muy claro de acuerdo con los registros encontrados. Aunque es cierto y conocido que Francisco de Aguirre descendía de una familia de hidalgos con grandes riquezas.

    Estatua de Francisco de Aguirre, primo de Juan Gregorio Bazán
    Estatua de Francisco de Aguirre. Vía Juan Adsuara

    Aguirre fue uno de los personajes más emblemáticos y relevantes de la historia de la conquista de Chile y Tucumán. Fue gobernador y tuvo la oportunidad de fundar diversas ciudades mientras Juan Gregorio Bazán le seguía los pasos. Lo más probable es que la partida de Bazán hacia Tucumán halla estado marcada por su afán de seguir los pasos de Aguirre.

    Aunque, de acuerdo con muchas fuentes la relación de estos dos exploradores y conquistadores no era la mejor, especialmente cuando Bazán se encontraba como autoridad en la gobernación. Su pariente, Aguirre, tuvo una vida bastante tumultuosa. Por lo que tuvo que vivir sus últimos años sin el honor y la gloria a los que estaba acostumbrado.

    Juan Gregorio comienza sus actividades

    Se entiende que su llegada al continente americano fue alrededor del año 1530, sin embargo, los registros obtenidos muestran sus actividades a partir de 1545. Es en ese año cuando Bazán llega a Panamá totalmente dotado de caballos y armamento para ofrecer sus servicios al rey en ese país.

    No se sabe otra cosa acerca de estos sucesos. La información que se pudo recolectar ubica a Bazán entrando a Perú acompañado por La Gasca en 1547. Los hechos de estos primeros años eran muy similares al camino que muchos hombres de la época tomaban en búsqueda de un mejor futuro.

    Juan Gregorio Bazán se encontraba dentro del grupo de hombres que lograron mejorar su vida. Juan Gregorio se convirtió rápidamente en uno de los más sobresalientes dentro de los campos de batalla en el norte de Argentina. Su participación tanto en la conquista como en el gobierno de la nación fue simplemente excepcional.

    Con su trabajo, Bazán creó y fortaleció sus relaciones personales y familiares, fue tal el alcance que su descendencia aún se mantiene.

    Restauración de la autoridad en el Perú

    En 1546 se le ordenó a La Gasca restablecer la autoridad de la Corona y fue nombrado presidente de la Audiencia de Lima para tal propósito. Esto sucedió aún cuando un año antes, se derogaron las resoluciones más controvertidas de las Leyes Nuevas.

    La zona de conflicto se mantuvo incluso cuando Gonzalo Pizarro obtuvo la victoria tras el fracaso del virrey Blasco Núñez de Vela. La Gasca tenía la potestad de conferir un perdón generalizado si los insubordinados restablecían el orden. Además, prometió dar marcha atrás a las leyes que vulneraban los intereses de almagristas y pizarristas.

    También tenía plena autoridad para castigar a los rebeldes si es que estos no se rendían y aceptaban las condiciones de la corona española. En agosto de 1546 La Gasca llega a Panamá para negociar con los líderes de los rebeldes.

    Inicio de la expedición a Perú

    Al mismo tiempo se comenzaron con los preparativos para iniciar la expedición a Perú, todo esto con el auxilio del virrey de la Nueva España. También ayudaron algunos de los gobernadores de las Antillas y, sobre todo, los habitantes y conquistadores que en ese momento se encontraban en Panamá.

    Uno de estos conquistadores era Juan Gregorio Bazán, un hombre quien junto a La Gasca se preparó para luchar contra Pizarro y sus adeptos. En julio de 1547 Bazán llega a Tumbes y tras la muerte de Pizarro en abril del año siguiente, este busca nuevas oportunidades.

    Una oportunidad llegó por parte del capitán Miguel de Ardiles y cuya expedición comenzó en el año 1549. Una vez ahí, en los dominios de Núñez del Prado trasladó a Ardiles a Potosí para reclutar muchos más hombres y uno de ellos era Bazán.

    Grandes reconocimientos

    Fue muy corto el tiempo que estuvo Bazán en el norte argentino, pero a pesar de todo fue bastante productivo. Fue partícipe de algunas de las fundaciones más importantes de la región como Barco II (1551) y Santiago del Estero (1553). Cañete (1560), San Miguel de Tucumán (1565) y Talavera (1566).

    Juan Gregorio Bazán fue el principal responsable de Talavera ya que fue nombrado gobernador de la ciudad por Diego Pacheco. Uno de sus grandes logros en la conquista de Tucumán fue la entrada al río Bermejo en 1568.

    Esta expedición no tuvo los resultados esperados en lo que se refiere a la conquista del territorio, pero sí fue muy importante para su descubrimiento. Por otro lado, las vivencias de Bazán como gobernador de la región, tuvo una distinción estupenda.

    Especialmente cuando tuvo que encargarse de la gobernación ante la ausencia de Aguirre durante dos años, entre 1553 y 1555. Además, Bazán obtuvo el título de gobernador de las ciudades de Cañete en el año 1561 y Talavera en 1567. También fue uno de los encomenderos de la gobernación.

    Juan Gregorio Bazán

    Como mencionamos anteriormente Juan Gregorio Bazán estaba casado con Catalina de Plasencia y tuvieron una hija llamada María Bazán. Esta se encontraba casada con Diego Gómez de Pedraza y tuvieron tres hijos, Juan Gregorio, Esteban y Francisca.

    Toda la familia se hallaba en Purmamarca, Argentina donde se enfrentaron a los indígenas y tanto Bazán como Pedraza murieron en combate. Los cadáveres fueron recuperados y enviados a la iglesia catedral de Santiago del Estero en el año 1571.