Saltar al contenido

Jerónimo de Alderete, fiel compañero de Pedro Valdivia

Grabado en el que se ve a Gerónimo de Alderete
Índice

    Biografía de Jerónimo de Alderete

    De Jerónimo de Alderete sólo se conoce su año de nacimiento, puesto que el día y el mes no quedaron registrados en ningún documento. Según los registros, el conquistador y posterior gobernador nació en 1518 en la ciudad de Olmedo en Valladolid. Su padre, Francisco de Mercado era habitante y concejal de Olmedo, su ciudad natal.

    Su madre fue Isabel de Alderete era oriunda de Tordesillas. Sus abuelos paternos fueron Francisco de Olmedo y María de Mercado, también habitantes de Olmedo. Sus abuelos maternos eran Pedro de Alderete y Leonor de Ríomayor, ambos de Tordesillas. Es todo lo que se conoce de su vida antes de convertirse en conquistador.

    Jerónimo de Alderete, inicia su camino como conquistador

    En 1535 Aldrete se cruzaría el océano tras lo que se dirigiría al Perú, justo al tiempo en el que Pizarro establece Lima. Este envía a Jerónimo de Aldrete a ayudar a los capitales Pedro de Candia y Peranzúrez cuando se encontraban en pleno hallazgo de las regiones de los Chungos.

    La llegada del conquistador fue un salvavidas para muchos de los hombres que emprendían su huida, desorientados y arruinados. Ellos junto con Aldrete pudieron continuar su camino y avanzar un largo recorrido hasta por fin llegar al valle de Tarija. Una vez llegaron se enteraron de que, Pedro de Valdivia tenía intenciones de conquistar Chile.

     Al escuchar esta notica, Aldrete y todo el grupo volvieron a partir para sumarse a la expedición. Se encontraron con Valdivia en el valle de Tarapacá y prosiguieron su camino ahora con el comandante de las fuerzas. El 7 de marzo de 1541, Jerónimo de Alderete fue elegido concejal de su cabildo en plena fundación de la capital de Chile.

    El hombre fiel de Valdivia

    Ese mismo año, pero a finales del mes de julio, es ascendido a tesorero real. El nuevo cargo fue ratificado por La Gasca siete años más tarde. Pedro de Valdivia le tenía una gran estima a Alderete, ya que lo consideraba un hombre fiel y de confianza con una increíble formación.

    Fueron estos atributos los que hicieron que fuera enviado al Sur como encargado de una expedición para hacerse de los dominios lindantes al estrecho de Magallanes. Tras apropiarse de estas tierras, Valdivia lo llamó para acompañarlo a Perú en su lucha contra los hombres de Pizarro.

    Una vez que volvieron a Chile, Valdivia ejerce un nuevo cargo, ya que el presidente La Gasca lo nombra gobernador. Es así como Jerónimo de Alderete queda al mando del manejo de las armas, de la compra y el traslado de estas. Siendo promovido al cargo de lugarteniente.

    Este título conferido por Valdivia le sirvió durante toda la lucha en la conquista de la región del Arauco. El sobresaliente Alderete jugó un papel principal en el asalto nocturno que los aborígenes hicieron a los españoles mientras pernoctaban en el valle de Andalicán.

    Una recompensa por sus excelentes servicios

    Alderete fue testigo de la creación de varias ciudades, entre ellas Concepción, Villarrica, Valdivia e Imperial. En 1552, específicamente en el mes de marzo, el gobernador de Chile le otorgó una recompensa por sus servicios a la Corona.

    En octubre de 1552, Alderete aún se encontraba en el territorio chileno donde encargó a Hernando de Huelva cobrase una deuda contraída por Hernando de Soza. Este último se negó a pagar ya que afirmaba que tal deuda no existía, sin embargo, Huelva ganó la querella en julio de 1558.

    Después de dejar encargada su deuda a Huelva, parte de Santiago acompañado por Lucas Colín y Hernando de Alarcón, entre otros hombres rumbo a España. La comitiva llega en la carabela San Pedro siendo bien recibidos el 11 de diciembre del siguiente año.

    Cancelación de deudas

    Dirigiéndose a Sevilla, Jerónimo de Alderete llevaba 2.116.800 maravedíes, estos fueron tomados, recibiendo a cambio un juro por real cédula. Encontrándose en Sevilla, Alderete le entregó un poder a Alarcón para que pueda retirar las partidas de oro y plata de la Casa de Contratación.

    El propósito de este encargo era poder cobrar cualquier deuda que se adquiriera, también para cerrar la cuenta que aún tenía pendiente en Sevilla. Además, quería que finalizara la deuda que contrajo con Pedro Díez Machín, maestre de la embarcación Nuestra Señora de la Victoria.

    La guerra contra Francia

    De acuerdo con la información suministrada por sus herederos, Alderete al regresar a España encontró a Carlos V que estaba muy atareado en conflictos contra Francia. Al ver esto, él y sus hombres deciden unirse a la causa bajo su propio riesgo. Alderete se dirige a Francia y es ahí que se entera sobre la muerte de Valdivia mediante una carta.

    En esta misiva también se le solicita volver a Chile, una vez ahí el rey le otorga el hábito de la Orden de Santiago. Alderete habría solicitado el hábito en el año 1554 y realizó todas las pruebas, las cuales se cree fueron aprobadas. Y decimos que se cree, porque no hay constancia escrita de dicha aprobación.

    Otras peticiones de Alderete

    Además de lo anterior, Alderete hizo una petición para que se le perpetuara la asignación de indígenas recibida de parte de Valdivia. Pero esto no fue todo, ya que también solicitó un título de marqués u otro similar. Sin embargo, nada de esto le fue concedido, sino que adicionalmente tuvo que enfrentarse a un montón de demandas.

    Tras la muerte de Valdivia, por Real Cédula de fecha 29 de marzo de 1555, se le concedió a Jerónimo de Alderete la gobernación de Chile. Ese mismo año, pero en el mes de abril se le autoriza a entrar a Chile con ocho esclavos que servirían como sus criados.

    Sus últimos días

    Posteriormente, el 15 de octubre de 1555, Alderete parte del puerto de Sanlúcar de Barrameda comandada por el virrey Hurtado de Mendoza. Después de un largo y tortuoso viaje llegan por fin a Nombre de Dios. Estando en Panamá Alderete se enferma de fiebre y muere en la isla de Taboga el 7 de abril del año siguiente.

    Busto de Jerónimo de Alderete
    Busto de Jerónimo de Alderete

    Vida familiar

    Jerónimo de Alderete, estuvo casado con Esperanza de Rueda con quien no tuvo hijos, aunque si tuvo un hijo fuera del matrimonio, Diego de Alderete. Después de la muerte de su padre, Diego solicitó que se le auxiliase mediante funciones y cargos. Estos como recompensa a los buenos servicios que prestó su padre a la Corona.

    Su esposa vivió hasta el año 1592 y tras la muerte de su marido, tuvo muchos problemas económicos, quedando con una deuda de 1.971 pesos.

    Homenaje de Alonso de Ercilla y Zuñiga

    Alonso de Ercilla recordaría con estos versos a su compañero de aventuras:

    Jerónimo Alderete, Adelantado, a quien era el gobierno cometido,hombre en estas provincias señalado,y en gran figura y crédito tenido,donde como animoso y buen soldadohabía grandes trabajos padecido;(no pongo su proceso en esta historia,que dél la general hará memoria).Fue su llorada muerte asaz sentida,y más el sentimiento acrecentaba,ver el gobierno y tierra tan perdida,que cada uno por sí se gobernaba:andaba la discordia ya encendida,la ambición del mandar se desmandaba;al fin, es imposible que acaezca,que un cuerpo sin cabeza permanezca.

    Alonso de Ercilla y Zúñiga, La Araucana.

    Bibliografía que te puede interesar

    Otros artículos para comprender mejor la vida de Jerónimo de Alderete