Saltar al contenido

Edward Adrian Wilson

Índice

Biografía de Edward Adrian Wilson

Edward Adrian Wilson fue un explorador polar inglés, médico, naturalista y ornitólogo que alcanzó gran renombre por su participación en las exploraciones polares. Nuestro hombre nació en Cheltenham, Inglaterra el 23 de julio de 1872, y moriría en la Barrera de hielo de Ross, en la Antártida, el 29 de marzo de 1912.

Un médico de expediciones polares

Fue el médico y responsable del equipo científico de la expedición británica. Edward Adrian Wilson estuvo estrechamente unido a la exploración antártica, habiendo participado en dos expediciones británicas a este continente helado. 

Su primera expedición: 1901-1904

Su primera participación tuvo lugar entre 1901 y 1904 bajo la dirección de Robert Falcon Scott en el RRS Discovery, en la que Wilson actuó como ayudante de cirujano y zoólogo. 

Shackleton, Scott, Wilson
Shackleton, Scott, Wilson

Esta expedición (también conocida como  expedición Discovery) fue la primera expedición oficial realizada por los británicos tras los viajes de James Clark Ross entre 1839 y 1843.

Los hallazgos científicos tuvieron una gran repercusión en la geología, con los descubrimiento de los valles secos de Mcmurdo y en zoología, con el descubrimiento de la colonia de pingüinos emperadores en el cabo Crozier. Durante esta expedición, Wilson coincidió con otra leyenda de la exploración antártica, Ernest Shackleton. 

La expedición fue considerada un auténtico éxito, habiendo alcanzado en ese momento, el punto más al sur pisado por el hombre, 82º 17´S. 

Fue el propio Shackleton tres años más tarde, el que le ofrecería unirse a su expedición de 1907 a la Antártida, pero Wilson rechazo la propuesta.

Su segunda expedición: Con Scott y el Terra nova, 1910

En 1910, Wilson se embarcó en el Terra Nova, de nuevo bajo el mando de Scott, esta vez como jefe científico de la expedición. Durante el invierno de 1911 viajó junto a Apsley Cherry-Garrard y Henry Robinson Bowers, a Cabo Crozier con la intención de recoger embriones de Pingüino Emperador.

Evans, Oates, Wilson, Scott tirando del trineo foto tomada por Bowers
 Evans, Oates, Wilson, Scott, foto tomada por Bowers

Esta hazaña, estuvo a punto de costarles la vida a sus tres integrantes, realizando el primer viaje a pie de esa duración en pleno invierno antártico. Apsely Cherry-Garrad en su libro “El peor viaje del mundo”, refleja detalladamente todo lo acontecido en la expedición “Terra Nova”, y relata en primera persona todas las vicisitudes a las que tuvieron que hacer frente Wilson, Bowers y el propio Cherry-Garrard  para obtener los huevos de pingüino emperador en el desolado cabo Crozier durante el invierno antártico.

“La exploración polar es la forma más radical y al mismo tiempo más solitaria de pasarlo mal que se ha concebido”.

Apsely Cherry-Garrad

Su último Viaje

El 1 de noviembre, 14 hombres partieron del Cabo de Evans en el largo viaje al Polo Sur. Setenta y nueve días después, Wilson fue uno de los cinco hombres del grupo que consiguió llegar al Polo Sur el 18 de enero de 1912.

Forde, Cherry-Garrard y Wilson. fuente coolantartica.com

La mala suerte y los errores de Scott se cebarían con la expedición. Pues cuando llegaron al polo fue sólo para descubrir que los noruegos de Amundsen les habían derrotado.

Su viaje de regreso pronto se convirtió en un asunto desesperado debido a la combinación de agotamiento, falta de nutrientes en su dieta y un clima excepcionalmente adverso.

La muerte les va alcanza uno a uno…

El 17 de febrero, cerca de la base del glaciar Beardmore, murió el contramaestre Edgar Evans, sospechoso de tener una lesión cerebral tras una caída en una grieta dos semanas antes.

Tras este trágico suceso y en un vano intento de salvar a sus compañeros, el Capitán Lawrence Oates deliberadamente salió de su tienda hasta su muerte el 16 de marzo después de que sus pies congelados desarrollaron gangrena.

Wilson, Scott y Henry Robertson Bowers continuaron durante tres días más, avanzando 32 km más, pero fueron detenidos por una ventisca el 20 de marzo, a 18 km del refugio que podría haberlos salvado.

Sus últimos momentos

La ventisca continuó durante días, más tiempo del que tenían para combustible y comida. Demasiado débiles, con frío y hambre como para continuar, murieron en su tienda de campaña poco después del 29 de marzo. Su cuerpo y el de Scott fue encontrado por un grupo de búsqueda en la primavera noviembre de 1912.

El grupo de búsqueda que los encontró, los enterraría donde murieron. Su tumba quedo bajo la nieve y coronada por una cruz hecha con un par de esquíes. Cuando las noticias de la tragedia llegaron a Gran Bretaña en febrero de 1913, crearon un luto nacional.

La personalidad de Wilson

Cariñosamente apodado «Tío Bill» por los hombres de la expedición, Wilson era el confidente de muchos, respetado por su juicio, sus habilidades de mediación y su dedicación a los demás.

Según todos los indicios, Wilson fue probablemente el compañero más cercano de Scott en la expedición. Scott escribió:

«Las palabras siempre deben fallarme cuando hablo de Bill Wilson. Creo que es el mejor personaje que he conocido»

Capitán Scott

Cuando un equipo de búsqueda descubrió el último campamento de Scott en noviembre de 1912, Bowers y Wilson fueron encontrados congelados en sus sacos de dormir. El saco de Scott estaba abierto y su cuerpo parcialmente fuera del saco, su brazo izquierdo estaba extendido hacia su fiel compañero, Edward Adrian Wilson.