Saltar al contenido

Henry Bowers

Imagen de Henry Bowers junto las provisiones de la expedición al Polo Sur

Biografía del Teniente Henry Bowers

Probablemente, el Tte. Henry Bowers, inicialmente no contaba ni con la experiencia ni con la confianza del resto de la expedición. Junto con otro joven, Apsley Cherry-Garrard, comienzan sus pasos en la expedición “Terra Nova” como ayudantes. Poco a poco ambos van haciéndose con el reconocimiento del resto del personal y curiosamente el pequeño “Birdie” Bowers (tenía una reducida estatura) llegará a convertirse en un explorador polar de referencia dentro de la expedición y de reconocida resistencia.

El teniente Henry Robertson Bowersnació en Greenock, Escocia, el 29 de julio de 1883 encontrando su muerte junto a sus compañeros de expedición, en la Barrera de hielo de Ross, en la Antártida, el 29 de marzo de 1912.

Su primer contacto con el mar fue en la marina mercante, cuando se alistó en el Royal Indian Marine Service en 1905. Posteriormente, se alistó a la expedición de Scott tras haber leído acerca de su primera expedición en el Discovery, y la expedición Nimrod de Ernest Shackleton. Henry Bowers al igual que Apsley Cherry-Garrard, entran en el curioso grupo de ser los miembros más jóvenes de la expedición, sin ninguna formación ni experiencia polar previa. Algo que como veremos en este trabajo, choca frontalmente con los criterios establecidos para el reclutamiento de personal por parte de la expedición noruega.

TRAVESIA A CABO CROZIER:

Durante el invierno de 1911 viajó junto al Edward Wilson y Apsley Cherry-Garrard, a Cabo Crozier para recolectar embriones de Pingüino Emperador. Esta hazaña, supuso para Bowers un reconocimiento por parte de los integrantes de la expedición y obteniendo la confianza de Robert F. Scott.

DEL EQ. DEL TTE. EVANS AL EQ. POLO SUR.

Inicialmente Scott no había considerado incluir a Bowers en el grupo que debía llegar al polo. Bowers estaba encuadrado en el equipo de trineo liderado por el segundo de Scott, el teniente Evans, que sería la última partida de apoyo que acompañaría a Scott y su equipo en su camino hacia el sur. Pero el 4 de enero de 1912, Bowers fue asignado al grupo que llegaría hasta el polo.

EL ÚNICO EN LLEGAR A PIE.

Esta decisión, parece ser que fue tomada de manera impulsiva por parte de Scott, y marcaría de sobremanera el destino de la expedición.

Curiosamente, fue el propio Scott, días antes de tomar su más extraña decisión, el que ordenó a los hombres de Evans que dejaran sus esquíes, por lo que Bowers tuvo que ir a pie hasta el polo mientras que los otros iban esquiando. Esta acción, marco el ritmo de avance del equipo encargado de alcanzar el Polo Sur. Bowers, a pesar de ser una persona de increíble resistencia física, estuvo expuesto a un mayor desgaste que el resto de sus compañeros, debido a las condiciones meteorológicas del viaje.

La decisión de incorporar a Bowers, y por ende, añadir otro miembro al grupo significó tener que hacer hueco a una persona más, en una tienda diseñada para cuatro, y repartir las raciones de comida que estaban empaquetadas en unidades para cuatro hombres.

El 16 de enero de 1912, fue Bowers el primero que divisó una bandera dejada allí por Roald Amundsen un mes antes.