Saltar al contenido

El segundo viaje de Colón

Cristóbal Colón regresó de su primer viaje en marzo de 1493, habiendo descubierto el Nuevo Mundo, aunque no lo sabía. Seguía creyendo que había encontrado unas islas inexploradas cerca de Japón o China y que era necesario seguir explorando.

Su primer viaje fue un poco fallido, ya que perdió uno de los tres barcos que le habían confiado y no trajo mucho oro ni otros objetos de valor. Sin embargo, trajo a un grupo de indígenas de la isla La Española y logró convencer a la corona española de que financiara el segundo viaje de descubrimiento y colonización.

Índice

Preparativos para el segundo viaje

El segundo viaje iba a ser un proyecto de colonización y exploración a gran escala. Colón recibió 17 barcos y más de 1.200 hombres. En este viaje se incluyeron, por primera vez, animales europeos domesticados como cerdos, caballos y ganado.

Las órdenes de Colón eran ampliar el asentamiento en La Española, convertir a la población indígena al cristianismo, establecer un puesto comercial y continuar sus exploraciones en busca de China o Japón. La flota zarpó el 13 de octubre de 1493 y llegó a tiempo, avistando tierra firme por primera vez el 3 de noviembre.

Retrato del almirante tras el segundo viaje de Colón.

La flota hizo escala en la Isla de Gran Canaria, La Gomera y El Hierro. El 11 de octubre continuaron y se lanzaron a cruzar el atlántico navegando  Esta navegación les llevó unos 22 días, llegando el 3 de noviembre a la isla Dominicana, en el mar Caribe.

Dominica, Guadalupe y las Antillas

La isla avistada por primera vez fue bautizada por Colón con el nombre de Dominica, nombre que conserva hasta hoy. Colón y algunos de sus hombres visitaron la isla, pero estaba habitada por feroces caribes y no se quedarían mucho tiempo.

Siguiendo adelante, descubrieron y exploraron varias islas pequeñas, como Guadalupe, Montserrat, Redondo, Antigua y varias otras de las cadenas de las Islas de Sotavento y las Antillas Menores. También visitó Puerto Rico antes de regresar a La Española.

La Española y el destino de La Navidad

Colón había hecho naufragar una de sus tres naves el año de su primer viaje. Se vio obligado a dejar a 39 de sus hombres en La Española, en un pequeño asentamiento llamado La Navidad. Al regresar a la isla, Colón descubrió que los hombres que había dejado habían violado a las mujeres indígenas y enfurecidas a la población.

Los indígenas atacaron el asentamiento y mataron a los europeos hasta el último hombre. Colón, consultando a su jefe indígena aliado Guacanagarí, culpó a Caonabo, un jefe rival. Colón y sus hombres atacaron, derrotando a Caonabo y capturando y esclavizando a muchos de los habitantes a cambio de fortalecer la alianza y asegurar su situación.

Isabella

Colón fundó la ciudad de Isabela en la costa norte de La Española y pasó los cinco meses siguientes estableciendo el asentamiento y explorando la isla. Construir una ciudad en una tierra calurosa y con provisiones inadecuadas es un trabajo duro, y muchos de los hombres enfermaron y murieron.

Poco después envió una expedición al mando de Alonso de Ojeda, en busca de oro y el 20 de enero regresó con buenas noticias. A finales de enero regresaron hacia España unos 400 hombres en 12 barcos, al mando iba Antonio Torres, quien llevó oro, especias y cartas de Colón para los Reyes Católicos.

El 12 de marzo se inicia una expedición a la región de Cibao, donde fundó el fortín de Santo Tomás y dejó 50 hombres pero no tuvieron mucha suerte, entonces preparó 3 barcos para una expedición a Cuba.

Ruta seguida en el segundo viaje de Colón.

La situación se tronaba desesperada en el asentamiento, llegándose al punto de que un grupo de colonos, liderados por Bernal de Pisa, intentó capturar varios barcos, huir y volver a España.

Colón se enteró de la revuelta y castigó a los conspiradores. El asentamiento de Isabel permaneció pero nunca prosperó. Se abandonó en 1496 en favor de un nuevo emplazamiento, el actual Santo Domingo.

Cuba y Jamaica

En abril, Colón dejó el asentamiento de Isabel en manos de su hermano Diego y se dispuso a seguir explorando la región. Llegó a Cuba (que había descubierto en su primer viaje) el 30 de abril y la exploró durante varios días antes de dirigirse a Jamaica el 5 de mayo.

Colón salió de Cuba el 3 de mayo y ancló en Jamaica dos días después. Los indios eran hostiles, y como aún no había encontrado tierra firme, salió de Jamaica el 13 de mayo, regresando a Cuba al día siguiente. Exploró la costa sur de Cuba y varias islas cercanas, incluida la Isla de la Juventud (La Evangelista), antes de regresar a La Española el 20 de agosto.

Para a finales de septiembre, Colón estaba gravemente enfermo y su tripulación abandonó las exploraciones y regresó a la colonia de La Isabela. Envió una carta a los monarcas de España proponiendo esclavizar a algunos de los pueblos nativos, concretamente a los caribes.

Aunque su petición fue rechazada por la Corona, en febrero de 1495 Colón tomó como esclavos a 1600 arawak. 560 esclavos fueron enviados a España; 200 murieron en el camino, probablemente por enfermedades varias. Tras un proceso judicial, los supervivientes fueron liberados y se ordenó su envío a casa.

Otros de los 1.600 se quedaron como esclavos para los colonos de América. Pasó las siguientes semanas explorando los traicioneros bajíos que rodean Cuba y buscando en vano la tierra firme. Desanimado, regresó a Isabel el 20 de agosto de 1494.

Colón como gobernador

Colón había sido nombrado gobernador y virrey de las nuevas tierras por la corona española, y durante el siguiente año y medio intentó cumplir con su trabajo. Desgraciadamente, Colón era un buen capitán de barco pero un pésimo administrador, y los colonos que aún sobrevivieron llegaron a odiarle.

El oro que se les había prometido nunca se materializó y Colón se quedó con la mayor parte de la poca riqueza encontrada. Después de una serie de combates con los nativos se dedicó a levantar fuertes mientras seguía buscando oro, lo cual no le fue muy bien.

El descontento continuó creciendo y las quejas llegaron a la corona que ante la imposibilidad de conocer el verdadero estado de las Indias, decidió enviar un comisario especial para que investigara e informara a los reyes directamente.

Eligieron a Juan de Aguado, que había acompañado a Colón en su primer viaje y con el que siempre había mantenido relaciones amistosas.Aguado llegó a Isabel en octubre de 1495, mientras Colón estaba ausente en vieja de exploración.

Cómo la situación no mejoraba, zarparía de la Isabela el 10 de marzo de 1496 con dos barcos (la Niña y la Santa Cruz) rumbo a la península. Dejaría como gobernador a su hermano Bartolomé Colón y como alcalde a Francisco Roldan.

Sus suministros se agotaban, por lo que volvía para pedir más recursos y así mantener viva los nuevos emplazamientos de la corona que estaban en apuros, si bien también iba a reforzar su posición y aclarar las crecientes dudas sobre su gestión.  La flotilla con el almirante llegaría a Cádiz el 11 de junio de 1496.

El inicio y el fin del tráfico de indígenas esclavizados

El segundo viaje de Colón prometía vez más oro y rutas comerciales que no llegaban y no quería volver a España con las manos vacías. Así que trajo consigo a muchos indígenas esclavizados, lo cual iba en contra de la fe y los principios  de la España de la época.  La reina Isabel la Católica, horrorizada, decretó que los indígenas del Nuevo Mundo eran súbditos de la corona española y, por tanto, no podían ser esclavizados. Lo cual marcó un hito mundial para la época.

Importancia histórica del segundo viaje

El segundo viaje de Colón marcó el inicio  de un proceso que acabaría integrando a los territorios americanos como virreinatos, capitanías, etc. en igualdad con los territorios europeos de la corona hispánica.

Es cierto que el modelo que traía en mente Colón para el Nuevo Mundo era el de las factorías portuguesas y modelo genovés. Si bien este no duraría mucho.

Al establecer un punto de apoyo permanente, España dio los primeros pasos hacia su poderoso imperio de los siglos venideros. Este imperio que se construyó con el oro y la plata del Nuevo Mundo, con el mestizaje y la integración de los pueblos en una comunidad jurídicamente garantista. Tanto fue así que no sería hasta el S.XX cuando muchas naciones europeas alcanzaron este nivel de integración… Aunque ese es otro tema que tocaremos en otros artículos.

Como consecuencia de Colón los indígenas esclavizados que trajo Colón, se provocó que se ventilara abiertamente la cuestión de la práctica de la esclavitud en el Nuevo Mundo. La reina Isabel decidió que sus nuevos súbditos no podían ser esclavizados.

La reina Isabel gracias a estas medidas, consiguió salvar la diversidad racial del nuevo continente, al menos donde los indígenas estaban bajo la protección española.

Es cierto que hubo una reducción muy importante de la población, en un 80% entre 1492 y mediados del siglo XVII, debido a la llegada de enfermedades del Viejo Mundo. Este hecho preocupo a los monarcas hispanos que impulsaron la construcción de hospitales y facultades de medicina para igualar la calidad de vida de aquellas provincias a las europeas. De hecho Carlos IV llego a sufragar la primera campaña de vacunación mundial y gratuita mediante la expedición Balmis.

Volviendo con el bueno de Colón, muchos de los que navegaron con él en su segundo viaje pasaron a desempeñar papeles muy importantes en la trayectoria de la historia del Nuevo Mundo. Estos primeros colonos tuvieron una gran influencia y poder en las siguientes décadas.

Personajes destacados en el segundo viaje de Colón

Ramón Pané fue un sacerdote catalán que vivió entre los taínos durante unos cuatro años y elaboró una breve pero muy importante historia etnográfica de su cultura.

Francisco de Las Casas fue un aventurero cuyo hijo Bartolomé estaba destinado a ser muy importante en la lucha por los derechos de los indígenas.

Diego Velázquez fue un conquistador que luego fue gobernador de Cuba.

Juan de la Cosa fue un explorador y cartógrafo que elaboró varios mapas importantes de las Américas.

Juan Ponce de León llegaría a ser gobernador de Puerto Rico, pero fue más famoso por su viaje a Florida. Aunque este no fue en busca de la Fuente de la Juventud como muchos creen.